Enfermedades condiciones de perros

Peligros de los fuegos artificiales para los perros

Peligros de los fuegos artificiales para los perros

Peligros de fuegos artificiales caninos

No hay nada como una gran exhibición de fuegos artificiales: el cielo literalmente en llamas con magníficos colores. Los amamos y esperamos disfrutarlos en esas fiestas especiales u ocasiones especiales, como Año Nuevo y el 4 de julio. Y todos somos conscientes de la seguridad de los fuegos artificiales para personas y niños, pero a veces olvidamos que nuestros perros también deben ser considerados.

Los fuegos artificiales se calientan muy rápidamente. Los perros curiosos pueden oler o incluso intentar ingerir fuegos artificiales encendidos, lo que provoca quemaduras graves en la cara, la boca o incluso las patas. Esto es más común en la bengala cada vez más popular. Incluso si no está encendido, ingerir fuegos artificiales puede ser bastante peligroso, incluso letal. Los fuegos artificiales contienen una variedad de agentes que incluyen nitrato de potasio. Por su efecto de color, se utilizan metales pesados ​​como mercurio, antimonio, cobre, bario, estroncio y fósforo. La ingestión de estos productos puede provocar enfermedades graves.

Además, muchos fuegos artificiales tienen capacidades de proyectil y, si se usan de manera inapropiada, el proyectil expulsado puede golpear a la mascota, causando trauma y quemaduras. La vela romana es un buen ejemplo de este peligro.

Diagnóstico de lesiones por fuegos artificiales en perros

El examen físico y un historial de exposición reciente a los fuegos artificiales generalmente es todo lo que se necesita para diagnosticar enfermedades o lesiones relacionadas con los fuegos artificiales. En el caso de ingestión, pueden ser necesarios análisis de sangre para determinar el efecto de los fuegos artificiales en los órganos e incluso pueden determinar la cantidad de metales pesados ​​ingeridos.

Los signos de enfermedad o lesión asociados con los fuegos artificiales incluyen:

  • Ardor de la boca o la piel
  • Lesión de tejidos blandos
  • Vómitos
  • Dolor abdominal severo
  • Respiracion superficial

    Tratamiento de lesiones por fuegos artificiales en perros

    El tratamiento para la enfermedad asociada con fuegos artificiales depende del tipo de daño. Las quemaduras se tratan limpiando el área y administrando antibióticos. La ingestión de fuegos artificiales requiere un tratamiento más agresivo.

    Los perros que ingieran una gran cantidad de fuegos artificiales deberán ser hospitalizados. Se administran líquidos intravenosos, así como medicamentos, como sucralfato, famotidina o cimetidina, para proteger el tracto gastrointestinal de daños adicionales. También pueden ser necesarios medicamentos contra los vómitos, como la proclorperazina.

    Dependiendo del metal pesado involucrado, puede estar disponible un tratamiento específico o antídoto. Para la mayoría, la atención de apoyo es todo lo que está disponible. La mayoría de los animales se recuperan, pero la supervivencia no es probable para aquellos que tragan una gran cantidad de fuegos artificiales o que han retrasado el tratamiento.

  • Cuidado preventivo

    Mantenga los fuegos artificiales, iluminados y apagados, lejos de su perro. Si su perro está involucrado en las festividades, asegúrese de que esté confinado con una correa o en un transportador. No lo dejes jugar o perseguir fuegos artificiales encendidos. Si se produce una lesión, consulte a su veterinario. No existe una atención domiciliaria efectiva para enfermedades o lesiones por fuegos artificiales.

    Ver el vídeo: Explosión De Fuegos Artificiales Asustó A Perro Guía Su Cuidadora Con Discapacidad Quedó En Peligro (Septiembre 2020).