Cuidado de mascotas

10 trastornos comunes de los gatos mayores

10 trastornos comunes de los gatos mayores

Alguien dijo una vez que los gatos no envejecen; se vuelven más refinados. De cualquier manera, a medida que pasa el tiempo, se pueden desarrollar ciertas enfermedades. Al conocer algunas preocupaciones con respecto a los gatos mayores, puede ser un tutor más educado y preparado para su compañero de edad. Es importante que su gato anciano reciba atención veterinaria de rutina y exámenes periódicos para mantenerlo saludable. Estas son algunas de las enfermedades más comúnmente diagnosticadas que afectan a los gatos mayores:

  • Preocupaciones nutricionales. La obesidad es una preocupación muy común y grave en los gatos mayores. Se correlaciona directamente con una disminución de la longevidad y puede contribuir a otros problemas. Los gatos con sobrepeso tienen más probabilidades de convertirse en diabéticos, sufren de enfermedad hepática (lipidosis hepática) o enfermedad felina del tracto urinario inferior. El manejo nutricional adecuado es una parte importante del cuidado de su gato mayor, especialmente porque es algo que puede controlar.
  • Enfermedad dental La enfermedad dental y la gingivitis (inflamación de las encías) son hallazgos comunes en el gato anciano. La enfermedad dental no tratada conduce a la pérdida de dientes y puede servir como reservorio de infección para el resto del cuerpo, lo que representa un riesgo para otros sistemas del cuerpo.
  • Enfermedad del riñon. La enfermedad renal es un hallazgo muy común en los gatos mayores. Con detección temprana, dieta y tratamiento especiales, muchos gatos pueden hacerlo bien. La enfermedad renal es una de las principales razones por las que los veterinarios recomiendan realizar análisis de sangre en gatos mayores.
  • Hipertiroidismo El hipertiroidismo es otra enfermedad común de los gatos mayores. La glándula tiroides se vuelve hiperactiva, a menudo debido a un tumor, y el gato se enferma bastante. Hay varias opciones de tratamiento disponibles que pueden ayudar a su gato a recuperar su salud y vivir una vida más larga.
  • Diabetes. A diferencia de las personas, la mayoría de los gatos diabéticos no pueden mantenerse solo con cambios en la dieta. Las inyecciones diarias de insulina son típicamente necesarias. Ocasionalmente, los medicamentos orales y la dieta pueden mejorar el nivel de azúcar en la sangre, sin necesidad de inyecciones.
  • Hipertensión. Los gatos con hipertensión no tratada (presión arterial alta) pueden desarrollar signos graves de enfermedad, como ceguera repentina o enfermedad cardíaca. A veces, la enfermedad renal subyacente o el hipertiroidismo es la causa de la hipertensión. El tratamiento está disponible y puede ayudar a mejorar la salud de su gato.
  • Enfermedad del corazón. La enfermedad cardíaca más común en los gatos mayores es la miocardiopatía hipertrófica (agrandamiento y debilitamiento del músculo cardíaco). Esto a menudo se asocia con hipertiroidismo o hipertensión. La detección temprana de la enfermedad cardíaca, el tratamiento de los trastornos subyacentes y la terapia adecuada pueden retrasar la progresión de la enfermedad cardíaca.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal. La enfermedad inflamatoria intestinal (EII) se asocia con vómitos y diarrea. A veces, la EII se asocia con inflamación hepática o inflamación del páncreas. El tratamiento está disponible y la mayoría de los gatos pueden obtener buenos resultados con una dieta y medicamentos adecuados.
  • Tumores de piel. Bultos y protuberancias son hallazgos comunes en el gato anciano. Sobre la base del tamaño, la ubicación y los resultados de la aspiración, su veterinario puede recomendar la extracción de una o varias masas de piel. Si no se quita, los bultos se deben monitorear de cerca para detectar cualquier cambio de tamaño, forma o textura.
  • Cáncer. Desafortunadamente, el cáncer es un problema importante que enfrenta el gato mayor. El linfosarcoma es el tipo más común de cáncer en el gato. No todo el cáncer debe ser fatal. La cirugía, la quimioterapia e incluso la radioterapia están disponibles y pueden extender significativamente el tiempo de calidad de su gato o producir una cura. El pronóstico depende del tipo y la ubicación del cáncer.
  • Otras preocupaciones A medida que los gatos envejecen, sus órganos también envejecen y no funcionan tan bien como antes. Varias enfermedades del hígado son comunes en los gatos que envejecen, incluido el síndrome del hígado graso y la cirrosis. Otra preocupación con los gatos ancianos es el potencial de desarrollar anemia. Ya sea que esté asociada con enfermedad renal, cáncer, enfermedad crónica o trastornos primarios de la médula ósea, la anemia puede causar que su gato se debilite profundamente y, sin tratamiento, incluso puede llegar a ser tan grave que se necesita ayuda médica de emergencia.
  • Ver el vídeo: Las 10 Enfermedades Más Comunes En Los Gatos 1ª Parte - SiamCatChannel (Septiembre 2020).