Mantener a tu gato saludable

Gatos y salud mental: lo que necesita saber

Gatos y salud mental: lo que necesita saber

Son criaturas fascinantes, por decir lo menos.

Las peculiaridades y peculiaridades de los gatos han sido durante mucho tiempo temas populares de conversación, tanto para los dueños felinos como para los conductistas de animales. Desde las tendencias de acaparamiento hasta el enamoramiento con la hierba gatera, los felinos demuestran muchos rasgos de comportamiento que resultan interesantes de observar y analizar.

Sin embargo, a menudo se pasa por alto el tema de la salud mental felina. Al igual que los humanos y muchas otras especies animales, los gatos son susceptibles a los trastornos que afectan el estado de ánimo, el pensamiento y el comportamiento. De hecho, los gatos han sido diagnosticados con enfermedades mentales que van desde la depresión hasta la ansiedad y el trastorno obsesivo compulsivo.

Si bien ofrecer a su gato un enriquecimiento ambiental mejorado para mantener el estado de alerta mental representa un buen punto de partida, hay muchos factores que el dueño de un gato debe considerar con respecto al bienestar mental de un felino. Esto es lo que necesita saber sobre los gatos y la salud mental.

¿Pueden los gatos estar enfermos mentales?

La palabra "loco" a menudo se usa con respecto al comportamiento del gato, como cuando se observa a felinos corriendo por la casa por la noche, o manoseando incesantemente en una puerta para dejar entrar. Si bien esta terminología ya no es aceptable dentro de la salud mental comunidad, hoy se reconoce ampliamente que los gatos pueden, de hecho, sufrir enfermedades mentales.

Al igual que sus contrapartes humanas, los gatos sufren cambios de humor y se sienten mal. Si su gato presenta signos de depresión, incluida la pérdida de interés en la comida y la ocultación constante fuera de la vista, vale la pena notificar a su veterinario. Es posible que haya problemas de salud subyacentes que provoquen el comportamiento deprimido de su gato.

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) representa un problema de comportamiento en el que un gato se involucra en comportamientos repetidos y exagerados que no parecen tener un propósito real. Estos incluyen exceso de aseo hasta el punto de irritación o exposición de la piel desnuda, ritmo, vocalización, comer en exceso y masticar. Su veterinario puede ayudarlo a confirmar un diagnóstico sospechoso de TOC.

¿Su gato sufre de ansiedad?

Los felinos no son inmunes a los peligros asociados con el exceso de estrés. Los gatos experimentan ansiedad debido a luchas psicológicas, físicas y ambientales. Sin intervención, los resultados del estrés de un gato pueden tener efectos perjudiciales en su hogar, su familia y la salud general de su gato.

Los posibles factores desencadenantes de la ansiedad del gato son vastos y variados. Éstos incluyen:

  • Separación de la familia.
  • Aburrimiento
  • Falta de ejercicio / juego
  • Viviendas inadecuadas
  • Cambios en la rutina diaria.
  • Pérdida o adición de un familiar o gato
  • Problema de salud / dolor

Si notas un cambio sustancial en el comportamiento de tu gato, vale la pena evaluar la situación e intentar determinar si algo molesta a tu amigo felino. Tales cambios de comportamiento pueden tomar la forma de esconderse, cambios de apetito, vocalización excesiva, agresión, inquietud y letargo. Si su gato muestra alguno de estos síntomas durante un período prolongado, debe realizar una visita al veterinario.

Disfunción cognitiva en gatos

Mientras que la mayoría de los gatos tienden a sufrir un estado de alerta mental reducido como parte del envejecimiento normal, algunos felinos son víctimas de la disfunción cognitiva felina (FCD), una condición patológica por la cual se exhiben signos de comportamiento que son anormales, parecen fuera de carácter o se realizan fuera de lugar contexto.

Hay varios síntomas de disfunción cognitiva, y se debe prestar especial atención a un gato que demuestre más de uno de estos:

  • Pérdida de control de la vejiga o los intestinos.
  • Disminución de actividad / juego
  • Mayor tiempo de sueño
  • Pérdida de coordinación
  • Mayor irritabilidad o agresión.

Si tiene alguna razón para sospechar que su gato mayor puede estar sufriendo de disfunción cognitiva, programe una cita con su veterinario. Existen tratamientos de farmacoterapia que pueden ayudar a reducir el impacto de FCD en su gato.

Gatos huérfanos: sus necesidades mentales y sociales

Ciertas situaciones dejan a un gato particularmente vulnerable a sufrir enfermedades mentales. Entre ellas se encuentra la desafortunada circunstancia por la cual un gatito queda huérfano y no tiene una crianza tradicional. En el peor de los casos, un gatito huérfano se ve privado tanto del cuidado parental como de la compañía de sus hermanos.

Además de las dolencias de salud mental como la depresión y la ansiedad, varios problemas de comportamiento resultan comunes para los gatitos huérfanos. Éstos incluyen:

  • Sobre-apego a cuidadores humanos
  • Acoso o dominio dirigido por el propietario
  • Demostración del comportamiento de enfermería.

Los problemas que surgen de los gatitos huérfanos ilustran la increíble importancia que juegan las figuras parentales en la crianza y socialización de sus crías. Las personas que dedican mucho tiempo y esfuerzo a criar gatitos huérfanos merecen ser alabados.

¿Qué puede hacer un conductista veterinario para mi gato?

Cuando su gato muestra problemas de comportamiento que sospecha que son el resultado de una enfermedad mental subyacente, puede valer la pena consultar a un veterinario conductista. Estos expertos están capacitados y tienen licencia para diagnosticar y tratar problemas en animales, ya sean médicos o de comportamiento.

Los especialistas en comportamiento veterinario generalmente tienen experiencia en el aprendizaje de la teoría y pueden asesorar sobre problemas psicológicos. En muchos casos, un veterinario conductista puede evaluar rápidamente un problema y proporcionar opciones de tratamiento viables. Los tratamientos modernos recomendados por el veterinario conductista tienden a ser holísticos en el sentido de que abarcan todos los aspectos de la vida y el estilo de vida de un gato:

  • Cambios en la dieta y el ejercicio.
  • Enriquecimiento ambiental mejorado
  • Tratamiento médico o psicológico

El bienestar de la salud mental de su gato es simplemente demasiado importante para pasarlo por alto. Al usar su conocimiento para saber cuándo controlar más activamente a su gato y cuándo buscar la participación de un veterinario, puede desempeñar un papel fundamental para mantener a su gato feliz y saludable.

Recursos para gatos y salud mental

¿Desea más consejos útiles sobre prevención y tratamiento de problemas de salud mental felinos? Mira nuestros artículos destacados:

(?)

(?)