Mantener a tu gato saludable

Lo que necesita saber sobre la salud del oído de su gato

Lo que necesita saber sobre la salud del oído de su gato

Es nada menos que excepcional.

El sentido de la audición de su gato es tan bueno, y muy superior al de los humanos. Funcionando como mini antenas parabólicas, sus oídos se mueven de un lado a otro mientras escucha con atención y señala la fuente de un sonido en particular.

Los gatos pueden escuchar sonidos de alta frecuencia que nosotros simplemente no podemos. Son expertos en distinguir el tono o tono de varios sonidos, identificando las variaciones más pequeñas cuando hay múltiples sonidos presentes. Esta mayor capacidad sensorial ayuda a explicar la capacidad de los gatos para atrapar ratones, ya que pueden detectar las llamadas ultrasónicas de los roedores. También explica por qué su felino viene corriendo cada vez que abre una lata de comida para gatos.

Con la increíble propensión que los felinos demuestran a la audición, no sorprende que mantener un cuidado auditivo adecuado resulte crítico para la salud y el bienestar general de un gato. Como propietario de un gato, vale la pena controlar las orejas de su mascota semanalmente, verificando si hay escombros, cera o cualquier otra cosa que pueda impedir su capacidad de ofrecerle a su felino un estado de alerta óptimo.

Las orejas de su gato son propensas a problemas que van desde infecciones hasta heridas traumáticas y tumores. Pero al proporcionar un monitoreo y atención adecuados, puede minimizar el riesgo de que los oídos de su amigo felino sean todo menos alegres y útiles. Esto es lo que necesita saber sobre la salud del oído de gato.

Estructura y función del oído en gatos

El oído felino se divide en tres porciones: oído externo, medio e interno. El oído externo se identifica por la porción erecta o visible del oído y el canal auditivo externo, el oído medio incluye el tímpano y el oído interno se encuentra dentro del hueso del cráneo.

Si bien la función principal de los oídos consiste en detectar el sonido y permitir la audición, también sirven para ayudar a los felinos a mantener el equilibrio. Los tres canales semicirculares del oído interno están orientados en ángulo recto entre sí. Cuando la cabeza gira, el movimiento resultante de líquido en estos canales le permite al cerebro detectar en qué dirección y cuánto gira la cabeza.

Como propietario de un gato, puede observar varias indicaciones de que su gato sufre problemas de oído y su veterinario debe examinarlo. Estos signos incluyen:

  • Sacudida persistente de la cabeza
  • Rascado excesivo de la oreja
  • Secreción o sangrado del oído.
  • Olor no placentero
  • Acumulación de cera oscura
  • Enrojecimiento dentro del oído externo
  • Pérdida del equilibrio o desorientación.

Para el diagnóstico de la enfermedad del oído externo, es importante un examen visual y pruebas especiales de laboratorio. Los canales auditivos se examinan con un otoscopio. Para los trastornos del oído medio e interno, por otro lado, se necesitan más pruebas de diagnóstico y generalmente se realizan con su gato bajo anestesia.

Infecciones crónicas del oído en gatos

Las infecciones crónicas del oído representan un problema común para los gatos, que afectan al 10-20 por ciento de la población felina. Las causas subyacentes de la mayoría de las infecciones del oído varían desde alergias (relacionadas con inhalantes o alimentos) hasta parásitos portadores de bacterias como los ácaros del oído y la presencia de una enfermedad grave del oído.

Si sospecha que su gato sufre de una infección en el oído, debe buscar asistencia veterinaria de inmediato, ya que esta condición puede causar molestias significativas. La identificación por parte de su veterinario de la enfermedad subyacente responsable de las infecciones crónicas del oído es de crucial importancia.

Además de la terapia tópica y una limpieza exhaustiva del canal auditivo, los tratamientos para las infecciones crónicas del oído a menudo incluyen medicamentos recetados. Se pueden recetar antibióticos y medicamentos antimicóticos por períodos prolongados de tiempo, hasta dos meses en los casos en que la infección ha progresado a la parte profunda del canal auditivo

Cómo limpiar las orejas de tu gato de forma segura

Limpiar las orejas de tu felino puede parecer fácil, pero es más difícil de lo que piensas. Los gatos tienen canales auditivos largos y una limpieza inadecuada puede provocar la ruptura del tímpano, dolor o laceraciones del canal. Puede limpiar las orejas de su gato de manera segura si sigue estos pasos:

  • Envuelve a tu gatito en una toalla grande y gruesa con solo la cabeza expuesta. Esto evitará que se salga de tu alcance o te rasque.
  • Con una bola de algodón humedecida con agua, frote suavemente los pedazos grandes de suciedad, cera y desechos del lóbulo de la oreja. Repita en el oído opuesto.
  • Use una punta Q para quitar suavemente los restos atrapados dentro del cartílago de la oreja. Tenga cuidado de no colocar la punta Q en el canal auditivo: es más seguro limpiar solo las partes del oído que puede ver.
  • Después de limpiar los oídos, es una buena idea ofrecer un regalo. Esto ayudará a que la próxima sesión de limpieza del oído sea un poco más suave.

Los ácaros del oído en los gatos

Si ve a su gato sacudiendo la cabeza y rascándose las orejas en exceso, o si hay un olor anormal que emana de sus orejas, puede estar sufriendo de ácaros. Los ácaros del oído son los ácaros más comunes para infestar a los gatos, y son muy contagiosos, generalmente se extienden a todos los gatos dentro de un hogar.

Los ácaros del oído son pequeños parásitos parecidos a cangrejos que viven en el canal auditivo y, a veces, en los cuerpos de los gatos. La presencia de ácaros puede causar inflamación severa en las orejas de su gato afectado.

Puede prevenir los ácaros del oído secando las orejas de su gato después de bañarse, revisando sus orejas en busca de materias extrañas y visitando rápidamente al veterinario a la primera señal de problemas. Si su felino ya está afectado por los ácaros del oído, es probable que su veterinario comience el tratamiento limpiando las orejas de su gato antes de aplicar el medicamento, y su veterinario también puede recetarle medicamentos para que los use en casa.

Tumores del oído en gatos

Los tumores de oído son crecimientos asociados con el oído. Aunque los tumores de oído ocurren comúnmente en gatos de mediana edad a mayores, no duele que los propietarios comiencen a monitorear a sus amigos felinos para detectar crecimientos anormales a una edad temprana.

Durante las primeras etapas del desarrollo de un tumor, la mayoría de los felinos no muestran signos clínicos de enfermedad, y los tumores a menudo son hallazgos incidentales. Aún así, hay una serie de síntomas que los dueños de gatos pueden observar:

  • Cambios en la piel del oído.
  • Grandes crecimientos que llenan el canal auditivo
  • Sangrado
  • Olor o descarga
  • Masas nodulares o úlceras

El tratamiento para los tumores del oído felino depende del tipo, tamaño y ubicación del tumor. La resección o extirpación quirúrgica suele ser el tratamiento de elección. Si su gato sufre una recurrencia de signos después de la extirpación de un tumor en el oído, comuníquese con su veterinario de inmediato.

Recursos para la salud del oído de gato

¿Quieres más consejos útiles sobre la salud del oído de tu felino? Mira nuestros artículos destacados: