Primeros auxilios para gatos

Una guía para la prevención del envenenamiento para gatos

Una guía para la prevención del envenenamiento para gatos

La curiosidad puede matar al gato.

Nuestros amigos felinos están constantemente explorando sus alrededores, aprovechando sus instintos naturales para investigar y perfeccionar sus habilidades de caza. Desafortunadamente, la propensión de los gatos a descubrir puede fácilmente meterlos en problemas.

Existe un mito que dice que los gatos son menos susceptibles al envenenamiento que los perros gracias a sus tendencias alimentarias más discriminatorias, pero ese no es el caso. Cuando combinas la naturaleza curiosa de los felinos con su hábito de aseo de lamer las sustancias que se encuentran en sus abrigos, resultan lejos de ser inmunes a los peligros del veneno. De hecho, los venenos y las sustancias tóxicas pueden ser aún más peligrosos para los felinos, ya que tienen tamaños corporales más pequeños y sistemas digestivos menos capaces de descomponer ciertas sustancias.

No es raro que los veterinarios y clínicas de animales atiendan llamadas telefónicas frenéticas de propietarios que descubrieron que su gato ingirió algo que es potencialmente tóxico. Sin embargo, con una educación adecuada y esfuerzos preventivos, podemos esforzarnos por minimizar tales situaciones. La Semana Nacional de Prevención de Envenenamiento, que se realiza anualmente la tercera semana de marzo (del 20 al 26 de marzo de este año), representa una campaña diseñada para crear conciencia sobre las sustancias peligrosas y cómo manejar una emergencia relacionada con el veneno.

El bienestar a largo plazo de su felino podría depender de su capacidad para limitar su exposición a sustancias venenosas comunes. Esto es lo que necesita saber sobre su gato y la prevención de intoxicaciones:

Envenenamiento en gatos: lo que debe saber

Vivimos nuestras vidas rodeados de varios venenos y sustancias tóxicas, que pueden provocar enfermedades en nuestros amigos felinos. El daño infligido al cuerpo de un gato depende de la cantidad de veneno ingerido y de cuánto tiempo estuvo presente el veneno antes del tratamiento. Si el tratamiento es inmediato, muchos venenos no resultan en una enfermedad significativa. Algunos, independientemente de la rapidez con la que se administra el tratamiento, resultan fatales o provocan daños permanentes.

Los efectos de un veneno no siempre son inmediatos y pueden tardar días o semanas en materializarse. Por lo tanto, si eres testigo de que tu gato ingiere una sustancia potencialmente tóxica, no te dejes llevar por una falsa sensación de seguridad simplemente porque no se enferma de inmediato. Cada ingestión tóxica es motivo de preocupación y debe provocar una llamada inmediata a su veterinario o centro de emergencia animal local.

Mientras que algunos venenos se inhalan o absorben, la mayoría se ingiere. Los signos de intoxicación en gatos incluyen:

  • Letargo o lentitud
  • Vómitos
  • Falta de apetito
  • Tropezando o tambaleándose
  • Dificultad respiratoria
  • Incautación

Su guía para los envenenamientos comunes de gatos

Hay cientos de sustancias a las que su gato puede acceder. Algunos son altamente tóxicos y otros no son tóxicos. Si crees que tu gato pudo haber estado expuesto a una toxina, revisa la etiqueta del artículo y lee acerca de su toxicidad. A menudo, la información sobre el embalaje de los niños es relevante para los gatos y algunos fabricantes incluso discuten la toxicidad de las mascotas. Si hay un número 800 en el paquete, ¡llámelo!

Para la mayoría de las intoxicaciones, no hay mucho que puedas hacer en casa. Consulte a su veterinario o centro de emergencia de animales si sospecha que su felino ha sido envenenado. Para algunos venenos ingeridos, su veterinario puede recomendar inducir el vómito antes de llevar a su gato a un examen y tratamiento. Cuando visite a su veterinario, lleve el embalaje del producto con usted.

Diagnosticar una enfermedad por envenenamiento puede ser difícil si no se presenció la exposición o la ingestión. El diagnóstico se puede hacer en base a pruebas de diagnóstico, análisis de sangre y orina o un examen físico. Mientras que algunos venenos tienen antídotos específicos, los tratamientos generales para el envenenamiento incluyen reducir la absorción adicional, retrasar la absorción y acelerar la eliminación.

Principales venenos domésticos que afectan a los gatos

Los gatos son famosos por su naturaleza juguetona e inquisitiva, que a menudo los lleva a consumir artículos dañinos. Desafortunadamente, el hogar promedio contiene muchas sustancias potencialmente peligrosas que su felino podría encontrar, desde limpiadores de alfombras hasta anticongelantes e insecticidas.

La línea directa de Animal Poison compiló la siguiente lista de las cinco sustancias tóxicas principales que los gatos consumen:

  • Plantas: los gatos son infames por comer plantas y sufrir las consecuencias. La ingestión del lirio de Pascua, por ejemplo, puede provocar vómitos, diarrea e insuficiencia renal.
  • Pesticidas: los gatos se envenenan principalmente por contacto con pesticidas y fertilizantes concentrados. Esto puede ocurrir si el producto no se almacena correctamente o si se usa demasiado en el césped.
  • Productos y limpiadores para el hogar: estos varían bastante en cuanto a composición química y toxicidad. Estos productos pueden causar náuseas, vómitos y diarrea o quemaduras químicas, lo que puede provocar daños en los órganos.
  • Medicamentos recetados: el recipiente puede ser a prueba de niños, pero su gato puede lograr llegar a las píldoras dentro. Todas las drogas deben colocarse fuera del alcance de los felinos.
  • Medicamentos de venta libre: es importante recordar que ciertos medicamentos de venta libre no tendrán el mismo efecto en las mascotas que en los humanos. La aspirina, por ejemplo, puede ser peligrosa.

Alimentos peligrosos: ¿son perjudiciales para su gato?

Los estadounidenses gastan miles de millones en alimentos para mascotas anualmente. A pesar de que sus dueños a menudo compran la mejor comida disponible, algunos gatos prefieren comer lo que comemos. Sin embargo, ciertos alimentos humanos pueden resultar peligrosos para su felino, causando diversos grados de enfermedad.

Los alimentos humanos con un fuerte potencial de intoxicación para los gatos incluyen:

  • Bebidas alcohólicas
  • Manzanas, Albaricoques, Cerezas, Duraznos y Ciruelas
  • Aguacates
  • Polvo de hornear y bicarbonato de sodio
  • Chocolate
  • café
  • Alimentos grasos
  • Productos lácteos
  • Uvas y Pasas
  • Nueces de macadamia
  • Comida mohosa o en mal estado
  • Nuez moscada
  • Cebollas y Ajos
  • Masa de levadura

(?)

Plantas venenosas y tu gato

Las plantas son atractivas para los gatos. Aunque son estrictamente carnívoros, a los gatos les gusta la textura de ciertas plantas, especialmente aquellas que tienen hojas parecidas a la hierba o textura fina, como el aliento del bebé, helechos y flores secas. La mayoría de las plantas al menos actuarán como un emético, lo que significa que su gato vomitará poco después de comer. El consumo de otras plantas puede provocar insuficiencia renal o hepática, convulsiones o incluso la muerte.

Para tratar eficazmente un problema de intoxicación por plantas, es importante que usted y su veterinario sepan específicamente qué planta consumió su gato. Dado que se utilizan tanto nombres comunes como científicos, asegúrese de que la identidad sea correcta. Si no está seguro, lleve la planta a su veterinario para su identificación.

Para proteger a tu gato de la intoxicación por plantas, es importante:

  • Mantenga las plantas venenosas conocidas fuera del alcance de su gato.
  • Esté atento a las plantas que han sido masticadas.
  • Controla a tu gato para detectar síntomas de intoxicación.
  • Lleva a tu gato al veterinario si sospechas que ha consumido una planta venenosa.

Toxicidad por nicotina en los gatos

La nicotina es tóxica para los gatos. La fuente más común de nicotina son los productos de tabaco como cigarrillos, colillas e incluso chicles y parches de nicotina. Algunos gatos se sienten atraídos por los productos como el tabaco de mascar que se complementa con sabores como la miel y el azúcar.

Si sospecha que su felino ha ingerido nicotina, consulte a su veterinario de inmediato. El tratamiento inmediato implica reducir la cantidad de nicotina en el estómago mientras se mantiene vivo a su gato hasta que el cuerpo descompone la nicotina. Esto se puede lograr induciendo vómitos, introduciendo líquidos intravenosos o bombeando el estómago de un gato.

A pesar del tratamiento, algunos gatos que han ingerido grandes cantidades de nicotina pueden no sobrevivir. Si un animal sobrevive las primeras cuatro a cinco horas, el pronóstico se considera bueno. La mayor parte de la nicotina se elimina del cuerpo en 16 a 20 horas.

Recursos para la prevención del envenenamiento de gatos

¿Desea más consejos útiles para mantener a su felino a salvo de los venenos? Mira nuestros artículos destacados:

(?)