Primeros auxilios para perros

¿No puedes llegar al veterinario? Cómo cuidar a tu perro en casa

¿No puedes llegar al veterinario? Cómo cuidar a tu perro en casa

La atención veterinaria es una parte esencial, aunque a veces costosa, de la atención adecuada del perro. Nunca puede poner un precio a la salud de su compañero canino, pero, así como no se apresura al médico por cada pequeña dolencia que recibe, no debería necesitar llevar a su perro al veterinario cada vez que tenga un problema menor.

Cuidar a su perro en casa puede ayudarlo a mantenerse sano y fuerte, y puede mejorar el vínculo entre usted y su amigo peludo favorito, sin mencionar el dinero que ahorrará en las facturas del veterinario.

Sin embargo, antes de examinar a su perro en casa, asegúrese de poder responder estas preguntas. Luego, eche un vistazo a estos consejos para el cuidado del hogar.

Rascarse la picazón

La picazón es causada por la estimulación de ciertos nervios dentro de la piel por mediadores de la inflamación. Por lo tanto, cualquier afección de la piel que cause inflamación puede causar picazón. El acto de rascarse puede estimular la liberación de mediadores inflamatorios y empeorar la picazón causando un círculo vicioso. Pero hay cosas que puedes hacer en casa para ayudar a rascar la picazón de tu perro.

Primero, mira la piel. Examine la piel donde la mascota pica más. Si se trata de las orejas, puede notar una secreción roja, inflamada u olfativa en los oídos, que es consistente con una infección del oído. Esa puede ser la causa de la picazón en esa área. Lamerse un oído puede estar asociado con una infección o lesión de la piel en esa área. La picazón en todas partes con pérdida de cabello se asocia con mayor frecuencia con alergias o infestaciones de pulgas. Busque de cerca las pulgas. La alergia a las pulgas es la enfermedad alérgica cutánea más común en los Estados Unidos. Es posible que vea la pulga activa en vivo o “tierra de pulgas”. La tierra de pulgas parece pequeñas hojuelas de pimienta y en realidad es el movimiento intestinal de la pulga.

Si puede identificar las pulgas, un baño relajante que mata a las pulgas y es seguro para los perros puede ser útil. También se recomendarían productos para la prevención de pulgas. La limpieza del hogar para las pulgas también es esencial, ya que por cada pulga que ve en su mascota, hay 200 en su hogar o patio en diferentes formas de vida que esperan convertirse pronto en adultos. Si solo tratas a tu perro, no será de ayuda ya que las nuevas pulgas continúan saltando sobre él. Los perros con alergia a las pulgas tienden a rascarse las puntas traseras, lo que provoca lesiones en la grupa, las patas traseras, la cola y el abdomen. Puede haber pocas o ninguna pulga en el perro, ya que solo se necesita una pulga para que el perro reaccione.

(?)

Lidiando con las infecciones del oído

Varios factores, que incluyen orejas largas y flácidas, agua o cabello en los oídos, alergias, traumatismos, tumores, material extraño en los oídos, alergias, enfermedades autoinmunes y enfermedades generalizadas de la piel, pueden predisponer a los perros a infecciones del oído. Los tratamientos caseros específicos dependen de la causa subyacente, pero existen enfoques generales que puede tomar para tratar las infecciones del oído.

Si es posible, limpie los restos del oído. Use un limpiador de oídos comercial, que puede obtener en la oficina de su veterinario o en muchas tiendas de mascotas. Para prevenir futuras infecciones del oído, revise regularmente las orejas de su perro. Seque bien las orejas de su perro después de nadar o bañarse usando bolas de algodón para absorber suavemente el agua en la sección externa visible de la oreja.

Sin embargo, si la infección del oído persiste o si se observan otros síntomas, llame a su veterinario de inmediato. Si su mascota no está comiendo, actúa letárgica, está vomitando, tiene diarrea o si comienzan otras anormalidades físicas, es importante consultar a su veterinario. Su mascota necesita su ayuda y la atención profesional que su veterinario puede brindarle.

Alivio de vómitos y diarrea

Los vómitos y la diarrea pueden ser causados ​​por una variedad de problemas que incluyen comer demasiado rápido, comer demasiado, comer algo que no es digerible, cambios en la comida del perro, comer alimentos o basura en mal estado, agentes infecciosos (incluyendo bacterias, virus o parásitos) , así como problemas sistémicos como cáncer, diabetes, pancreatitis, enfermedad renal o enfermedad hepática. El vómito y la diarrea pueden afectar a su perro al causar una pérdida extrema de líquidos, lo que conduce a la deshidratación, trastornos electrolíticos y / o desequilibrios ácido-base.

Para atender estas afecciones en el hogar, primero busque cualquier causa predisponente, como la exposición a la basura, cambios en la dieta o plantas que su perro pueda estar comiendo, y elimine esas causas. Si se desconoce la causa, intente retener alimentos y agua durante cuatro a seis horas. A menudo, el revestimiento del estómago puede estar muy irritado. Dale al estómago un poco de tiempo para descansar. Si se detienen los vómitos o la diarrea, puede dar pequeñas cantidades de agua y gradualmente ofrecer una dieta blanda.

También puede probar medicamentos de venta libre como Pepcid AC, Pepto-Bismol o Kaopectate (¡solo para perros!), Pero asegúrese de consultar primero con su veterinario. Y, por supuesto, si los vómitos y / o la diarrea continúan o empeoran, si observa sangre en el vómito o las heces, o si aparecen otros síntomas, llame a su veterinario lo antes posible.

Cuidar las laceraciones

La laceración puede ser causada por una variedad de eventos traumáticos. Las causas más comunes de laceraciones en los perros incluyen cortar vidrio u objetos afilados en el patio (especialmente alambres ásperos alrededor de la cerca), saltar a través de una ventana de vidrio, morder heridas y lesiones que rompen la piel como resultado de un golpe coche.

El tratamiento específico de una laceración depende del grado y la profundidad de la lesión, además de las lesiones asociadas o secundarias. Lo mejor que puede hacer es llevar a su perro a su veterinario para que lo ayude a determinar el alcance de la lesión, pero si no puede llevarlo a su veterinario, puede evaluar cuidadosamente la herida de su perro en casa. Podría sentir dolor, así que tenga especial cuidado de no ser mordido al examinar la herida.

Limpie la herida con agua tibia y enjuáguela abundantemente. Si la herida de su perro está sangrando, tome una toalla limpia y aplique presión suavemente. Si la herida es superficial, si es posible, intente cortar el pelaje alrededor de la herida. Tenga cuidado de no dejar pelos en la herida. Puede colocar KY Jelly estéril en la herida para protegerla mientras corta el cabello. Esto permite que el cabello se adhiera a la gelatina KY en lugar de la herida.

Si su perro parece tener dolor, no come, actúa de forma letárgica y / o si nota hinchazón, enrojecimiento o secreción con mal olor, consulte a su veterinario de inmediato. Una laceración siempre es una emergencia y siempre debe ser examinada por un veterinario. Incluso los cortes pequeños pueden ser profundos y penetrar estructuras importantes que requieren suturas o tratamiento adicional.

Recursos para cuidar a su perro en casa

¿Quieres más consejos útiles sobre el cuidado del perro en casa? Mira nuestros artículos destacados:

  • El examen físico de tu perro en casa
  • Cuidados en el hogar para el perro con picazón o rascarse
  • Cuidados en el hogar del perro con una infección de oído
  • Cuidados en el hogar para el perro con vómitos y diarrea
  • Cuidados en el hogar para el perro con una laceración

(?)